Metal Eye Witness | Una irrupción arrogante de textos maliciosos y fotografía de trinchera